¿Cómo identificar el tipo de piel?

 Hoy en día disponemos de una amplia variedad de productos para el cuidado diario del rostro, pero no todos son favorecedores para todo tipo de pieles, por ese motivo antes de ponernos cualquier crema en nuestro rostro debemos tener claro qué tipo de piel tenemos y qué necesidades hay que cubrir. En el artículo de hoy os contaré cómo identificar vuestro tipo de piel y que productos son los que os favorecen.

Características de la piel normal.

Empezaremos hablando de las pieles normales, una de las pieles menos comunes que presentan un aspecto sano,  sin imperfecciones y con menos problemas dérmicos que otros tipos de pieles. Presentan un aspecto mate y de textura compacta, suave y lisa.  Los poros suelen ser pequeños y cerrados. Resiste muy bien los cambios de temperaturas.
En la limpieza hay que evitar los tónicos con alcohol y los jabones agresivos.
Utilizar cremas especializadas para este tipo de piel.
Mientras la piel sea joven, utilizar una crema nutritiva suave por la noche.

Características de la piel seca.

Las pieles secas, son pieles con carencia de agua. Suelen presentar arrugas prematuras, un color apagado y son muy sensibles al sol. Se agrietan con facilidad y presentan poros muy finos.
Para tratar este tipo de piel, lo mejor es hacerlo desde dentro, beber mucha agua para mantenerse hidratada por dentro y por fuera.
Es importante evitar jabones agresivos.
Las cremas que se deben emplear son cremas de base acuosa e intentar que contengan ingredientes para prevenir el envejecimiento prematuro como el retinol, ácido glicólico,  vitaminas y protector solar. Es importante hidratarlas al menos dos veces al día y aplicar cremas nutritivas por la noche.

Características de la piel grasa.

Las pieles grasas presentan un aspecto brillante, son húmedas al tacto y presentan poros visible.  La aparición de arrugas suele retrasarse con respecto a otras pieles pero cuando aparecen son profundas. Son pieles gruesas y con una muy buena tolerancia al sol.
En la limpieza de este tipo de piel es importante utilizar tónicos astringentes que ayudarán a absorber el exceso de sebo y así evitar la aparición de imperfecciones. Requieren de exfoliaciones y mascarillas semanales para mantener los brillos a ralla. No se han de lavar más de tres veces al día.
Las cremas deben ser con base acuosa, hay que evitar las de base oleosa para no saturar de grasa el rostro.

Características de la piel mixta.

Las pieles mixtas tienen zonas grasas y zonas secas. Suelen ser gruesas, con una coloración uniforme y presentan grasa en la zona “T”, es decir, en la frente, nariz y barbilla.
A la hora de tratar la piel, hay que tratarla por zonas.
Las zonas grasientas necesitarán productos específicos para ese tipo de piel. Requieren de una limpieza más profunda que en las zonas secas, por eso utilizaremos tónicos astringentes y evitaremos en esas zonas las cremas oleosas.
En las zonas más secas, emplearemos hidratantes para pieles normales o secas.
A la hora de maquillar, es importante utilizar productos matificantes en las zonas grasas si queremos que el maquillaje se mantenga homogéneo y sin brillos.

 

Características de la piel sensible.

Las pieles sensibles son finas, secas y se irritan con facilidad, suelen tener rojeces y manchas. Presenta zonas de descamación alrededor de las cejas y de la nariz. Suelen padecer alergias y sensación de picor y tirantez.
Es importante evitar las largas exposiciones al sol ya que favorece la sequedad y tirantez de la piel.
En la limpieza e hidratación es importante utilizar productos hipoalergénicos que contengan propiedades calmantes. Sobre todo es importante evitar productos con alcohol y que resequen más aún la piel.
Las pieles sensibles suelen reaccionar ante tratamientos antiedad, es importante buscar productos específicos para este tipo de piel.

¿Cómo identificar tu tipo de piel?

Para identificar qué tipo de piel tenemos, no hay nada mejor que ir a un especialista a que la valore, sobre todo si presenta problemas dérmicos, pero en el caso de tener una piel sana y sin problemas visibles, se puede realizar ejercicios para comprobar el estado de nuestra piel en casa.
Empezaremos limpiando el rostro como hacemos normalmente antes de ir a dormir y sin aplicar cremas lo observamos:
Está tensa y te estira un poco es seca.
Está limpia pero al poco tiempo brilla y el tacto se vuelve aceitoso, es grasa. A de más puede presentar otras características como: poros dilatados, granitos y puntos  negros.
Está bien: tienes la piel normal. Está limpia pero al poco rato brilla en la zona “T” es mixta.
Está algo enrojecida y te escuece un poco es sensible.
Sin aplicar ninguna crema, nos vamos a dormir y a la mañana siguiente volvemos a observar:
Está áspera y descamada, es seca.
Está grasienta y brillante, es grasa.
Está igual que el día anterior, es normal.
Está un poco brillante en la frente, es mixta.
Está algo enrojecida en la zona de los pómulo y presenta descamación en las aletas de la nariz, es sensible.

Exfotógrafa profesional, con formación en:

Fotografía especializada en moda y publicidad, Maquillaje social, Ingeniería técnica especializada en Electrónica Industrial, Técnico en desarrollo de productos electrónicos, Programación y diseño web, Marketing y SEO, Asesoramiento nutricional deportivo y Entrenamiento personal y fitness.

Actualmente bloguera profesional de maquillaje, belleza y moda.

14 Comments

  1. Muy buen post!!! yo la tengo seca pero sin problemas, quizás como tu bien dices las arruguitas de alrededor d elos ojos se me manifestaron muy pronto pero ahora con 58 años no tengo más arrugas de las que tienen el resto de mis amigas con otro tipo de piel, así que la prefiero seca!!! a pesar de eso, no tengo problemas de limpieza, tengo un poro cerrado y bueno aunque es seca tampoco está descamada ni se irrita con facilidad, así que ho diría que es seca-normal, o normal-seca!!!!

    Besos

  2. Buena entrada, guapísima. Yo tengo la piel sensible. Un horror para las que sufrimos este "chollo" de piel… En invierno es cuando peor lo paso, por el rollo de cambio de temperaturas. 😉 besines

  3. Mi piel es mixta Y ME DA problemas sobre todo en la zona del menton que me salen puntos negros..sin embargo algunas zonas son mas sensibles y tengo que tener cuidado con ella. Es un lio.
    Un post muy bueno. Besos

  4. Yo tengo un mix de piel grasa y sensible por algunas zonas, de lo mejorcito lo mejor, vaya XD
    Pero bueno, a cuidarla toca 😉
    Bss.

  5. Hola! Bueno yo tengo la piel mixta & te diré que ahora con mi embarazo ah empeorado los granos, los puntos negros & se me enrojece la piel 🙁 … peeeero igual trato de mantenerme & cuidarla con mis cremas & productos.
    saludos <3

  6. Yo tengo piel mixta y mi dermatóloga siempre me receta productos para ella, aunque es más grasa que seca. Me encantó el detalle de cada tipo de piel es muy instructivo y genial para reconocer cual tenemos.

  7. Después de leer tu post creo que tenga la piel mixta y sensible, esta última porque cuando me he aplicado exfoliantes caseros o comerciales no duro ni un minuto y ya se me pone la cara roja! Así mismo, cuando me hecho polvo o base a las horas me pica la cara, es un verdadero fastidio! Y me suelen aparecer demasiados puntos negros en la nariz.

    Un saludo~

  8. Hola, me encantó el post, la mía es mixta generalmente porque como comentas la dichosa zona T es mi martirio personal y "grasoso" pero en invierno no se porqué se reseca mucho, para no tenerla tan seca tengo que usar una crema humectante mucho más potente podría decirse jaja.

  9. me ha encantado esta entrada. Afortunadamente a mi me supieron identificar en su momento mi tipo de piel pero lo que sufri sin saber que era…
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *