Mascarillas faciales y exfoliantes, ¿cuál escoger?
Mascarillas faciales y exfoliantes, ¿cuál escoger

Mascarillas faciales y exfoliantes, ¿cuál escoger?

Cuando hablamos de rutina de belleza lo primero que se nos pasa por la cabeza son las cremas hidratantes, limpiadores faciales y sérums dejando de lado una parte fundamental para el cuidado de nuestra piel, las mascarillas faciales y exfoliantes. He descubierto que en Douglas tienen una gran selección de exfoliantes y mascarillas que puede interesarte

Ambos son cosméticos que no intervienen directamente en la limpieza de la superficie cutánea diaria pero que se consideran complementarios a la higiene facial e imprescindible para normalizar la piel y corregir pequeñas imperfecciones.

¿Qué son las mascarillas faciales?

Una mascarilla facial es un cosmético que gracias a su variada composición contribuye al tratamiento de la piel corrigiendo pequeñas desviaciones.

Deben tener una consistencia espesa como una pasta, gel o crema, crear un efecto de estiramiento de la piel, debe retirarse con facilidad y ofrecer una limpieza de la piel debido a su adherencia o por los productos absorbentes que incorpora. Es por ello que en el mercado disponemos desde limpiadoras hasta efecto lifting.

¿Qué tipos de mascarillas faciales existen?

Se pueden clasificar según su aplicación.

Mascarillas faciales para aplicación en frío:

  • Formato crema. Este tipo de formato es el que más se utiliza ya que por el tipo de emulsión se retira fácilmente e incluye activos cosméticos muy variados como vitaminas o extractos vegetales. Además son indicadas para todo tipo de pieles.
  • Mascarillas a base de alginatos. Son aquellas de elevada viscosidad que al secarse se pueden retirar de una sola pieza. Suelen estar fabricadas a base de algas que aportan proteínas y vitaminas a la piel. Además, su textura permite aplicarla en zonas más delicadas como los ojos o los labios.
  • Las de arcillas y tierras se suelen presentar de forma sólida para preparar la mezcla uno mismo, aunque en la actualidad podemos encontrarla en formatos ya preparados. Tienen la propiedad de absorber, es por ello que es ideal para las pieles grasas con un exceso de sebo.
  • En formato gel. Suelen ser preparados transparentes o semitransparentes y se suelen presentar en tarros o monodosis.
  • Autotérmicas. Las más utilizadas son las de yeso y se suelen aplicar encima de una crema tratante para potenciar su efecto debido a la vasodilatación de la piel. Se retira mediante la gesticulación facial por cuarteo de la mascarilla.

Por otro lado hay mascarilla de aplicación en caliente. Estas suelen presentarse en formato bloque que se calienta el baño maría y al igual que las anteriormente mencionadas, se utilizan para potenciar el efecto de una crema aplicada previamente.

¿Qué mascarilla facial escoger según el tipo de piel?

Las podemos clasificar según las necesidades de cada piel.

  • Desincrustante, astringentes o para pieles grasas. Son a base de tierras, arcillas o polvos absorbentes cuya función suele ser absorber la grasa en profundidad. En ocasione vienen combinadas con sustancias calmantes o astringentes como el extracto de hamamelis.
  • Hidratante o para pieles secas y normales. Suelen ser en formato crema o gel e incorporan componentes como aminoácidos, ácido glicólico o aceites vegetales para aportar hidratación extra a nuestra piel.
  • Mascarillas antiarrugas para pieles envejecidas. Suelen llevar colágeno, citoquinas, extractos vegetales, flavonoides y aminoácidos. Son perfectas para estimular la piel y disminuir las arrugas. Son oclusivas, tensoras y regeneradoras.

Por otro lado encontramos algunas algo más específicas como las mascarillas para pieles con problemas vasculares, las cuales están compuestas por sustancias astringentes y calmantes que ofrecen un efecto relajante y refrescante que estimula la microcirculación. Normalmente suelen contener esencia de menta, aloe vera, hamamelis, manzanilla alantoína y/o extractos marinos.

Y para las pieles más sensibles las hay con sustancias calmantes y descongestivas que pueden incluir mentol por su efecto refrescante.

¿Qué son los exfoliantes faciales?

Los exfoliantes o peelings faciales son preparados cuya función no es otra que retirar las células muertas de la piel disminuyendo así las pequeñas imperfecciones.

Una buena exfoliante facial debe dejar la piel suave, no irritarla y poseer una acción superficial.

¿Qué tipos de exfoliantes existen?

Podemos distinguir dos tipo de exfoliantes faciales.

  • Exfoliantes mecánicos: Cuya acción es por abrasión mediante unos finos polvos ( huesos de frutos, esferas de sílice, piedra pómez, esferas de colágeno endurecido o cuarzo entre otros ) y se aplican dando suaves masajes rotativos que ayudan a desprender las células muertas. Los productos más utilizados suelen ser emulsiones exfoliantes con un gran poder lubricante para facilitar su aplicación.
  • Exfoliantes químicos compuestos por sustancias que producen una descamación de las células superficiales. Normalmente estas sustancias suelen ser ácidos orgánicos AHA como el glicólico y el láctico cuya capacidad exfoliante depende del pH del preparado y la concentración. Aquellos que poseen menos del 10% de concentración AHA se emplean en cosméticos de venta al público. Para los que poseen una concentración entre el 30% y el 40%, se les reserva su uso a los salones de estética y poseen un efecto realmente exfoliante. Los que superan el 40% están reservados para uso médico.
¿Qué tipos de exfoliantes existen

Entre los exfoliantes químicos también encontramos los compuestos por ácidos salicílico y la resorcina. Se utilizan a pequeña concentración y suelen ser cremas o geles que se aplican con un suave masaje.

¿Qué exfoliante facial escoger?

Llegados a este punto, hemos podido observar que de uso en casa tan solo hay dos opciones, exfoliantes mecánicos o químicos de baja concentración. La elección depende de los gustos de cada uno, aunque para mí me resultan más efectivos los químicos ya que mi piel se irrita menos.

Y vosotros/as, ¿por qué producto os decantáis?

Compartir

Deja una respuesta