Se me cae el pelo, ¿me estoy quedando calva?
Se me cae el pelo, ¿me estoy quedando calva

Se me cae el pelo, ¿me estoy quedando calva?

Tarde o temprano todos hemos padecido alguna vez un periodo de perdida de cabello que nos ha llevado a suplicarle a nuestro peluquero por el remedio milagroso contra la calvicie. Lo que pocos tenemos en cuenta es que al igual que la salud de nuestra piel, el cabello también es competencia de un dermatólogo. Por ello, ante la menor sospecha de que algo no va bien debemos acudir a un profesional como, por ejemplo, los que encontraremos en el centro de Dermatología Dexeus. Pero, ¿cómo puedo saber si la perdida de cabello es algo normal o realmente me estoy quedando calva?

¿Por qué se cae el pelo?

Antes de alarmarnos, debemos saber cómo funciona el cabello.

Cada cabello o folículo piloso pasa por tres fases que se repiten contínuamente:

  • Fase anagen: esta puede durar entre dos y cinco años. En ella el cabello crece en cuanto a longitud y grosor. Esto supone que las personas que tengan una fase anagen de cinco años, lleguen a tener un cabello mucho mas largo que las que tienen una fase de tres años.
  • Fase catagen: Es la fase que viene a continuación de la anagen. Tiene una durabilidad de unas tres semanas y en ella el crecimiento del cabello empieza a reducir su velocidad hasta detenerse por completo para dar paso a la siguiente fase.
  • Fase telogen: En esta fase el cabello se encuentra en reposo a lo largo de tres meses aproximadamente antes de desprenderse de nuestro cuero cabelludo para dejar paso a uno nuevo.

Para que nos hagamos una idea, lo normal es tener un 10% del cabello en fase telogen y un 90% en anagen. Por ello podemos considerar normal perder algo de cabello en cada lavado o al peinarnos.

Ahora que sabemos cómo funciona nuestro cabello, vamos a ver cuáles son las principales causas.

Caída de cabello por estrés. ¿Qué es el efluvio telógeno?

Cuando nos encontramos con una fuerte caída de cabello en poco tiempo, es común que venga vinculada a periodos de estrés. Este tipo de caída de cabello se le conoce como efluvio telógeno. En épocas de estrés, tras un parto, cuando se padece déficit de hierro o vitaminas, etc., el porcentaje de cabellos que se encuentra en la fase telógen puede verse incrementado. Esto hace que cuando llegue el momento de desprenderse del cuero cabelludo, nos alarmemos al ver que perdemos grandes cantidades de cabello. Debemos tener en cuenta que la fase telógen es solo una fase y que el cabello vuelve a salir con normalidad. En todo caso, siempre será mejor si encontramos el motivo del efluvio telógeno. Para ello podemos acudir a un dermatólogo de Asisa u otra mutua que tengamos para que nos ayude a encontrar el motivo de esta repentina pérdida de cabello.

Alopecia androgenética en mujeres, ¿me puedo quedar calva?

Cuando una persona es calva, se dice que padece alopecia androgenética. Este tipo de alopecia se relaciona con el sexo masculino ya que el origen es una hormona que se encuentra en mayor medida en lo hombres. Pero esto no quita que las mujeres nos libremos de ella, en un porcentaje mucho menor, también tenemos esta hormona que puede llegar a ocasionar algo de pérdida de cabello. Por suerte, en muy pocos casos se llega a padecer una pérdida total de cabello o se retrasa la línea de implantación capilar, lo más común es encontrarnos con zonas menos densas o una raya algo más ancha de lo que nos gustaría.

Otras causas: caída del cabello por enfermedad

Enfermedades como la alopecia areata, en la que las defensas del propio organismo atacan al folículo piloso produciendo una inflamación que hace que se caiga el cabello y no vuelva a crecer hasta que la inflamación desaparezca, o enfermedades como la enfermedad de hashimoto, enfermedad de Graves o lupus, entre otras. En cualquier caso, si la caída del cabello va acompañada de otros síntomas sospechosos, lo mejor es acudir a un médico para descartar problemas mayores.

Tratamientos anticaída y remedios milagrosos.

Es común encontrar en supermercados y farmacias infinidad de cosméticos capilares que aseguran frenar la caída del cabello o hacer que te crezca pelo donde nunca hubo. Si nos paramos a analizar las principales causas de la caída del cabello, ¿crees que un champú hará milagros?

En el caso de que la caída del cabello sea efecto de una enfermedad, para solucionarlo debemos dar con ella e intentar erradicarla. Para una caída del cabello androgenética, acudiremos a un profesional que nos recete un medicamento para el control hormonal, y si padecemos efluvio telógeno y llevamos una dieta sana y equilibrada, por mucho que tomemos vitaminas y utilicemos productos anticaída, esta no cesará hasta que la etapa de estrés o la causa de esta se de por finalizada.

En cualquier caso, si la caída de cabello es abundante lo mejor es acudir a un profesional para dar con la fuente del problema.

Compartir

Deja una respuesta